Con Google, nunca cantes victoria

Miles (o millones) de páginas web utilizan técnicas llamadas black hat para posicionar sus páginas web en los buscadores más utilizados. El error que cometen es que muchas veces se creen que Google es simplemente un robot y no hay nadie detrás verificando páginas web.

Pasó con la penalización del PageRank y pasa todos los días con páginas que utilizan estos métodos para timar a Google, y menciono este buscador en particular porque al parecer es el único que demuestra tener gente trabajando para mejorar la calidad de su buscador.

Un ejemplo leído en Matt Cutts esta mañana trata sobre una empresa danesa que ofrecía servicios de cloaking, que resumidamente significaría que al robot de Google se le muestra una página diferente a la que puede ver un usuario normal. Esta misma empresa aseguraba en su web que su sistema era indetectable y hacían referencia a frases como esta:

“Además, como puedes leer arriba, es imposible que se den cuenta de quien esta realizando el servicio, por lo tanto no pueden penalizar a nadie”

Demasiado ignorante para mi gusto, y seguro que para Google aún más porque su sistema indetectable estaba mal configurado y los pudieron detectar de la manera más fácil posible.

Antes que nada, muchos pueden pensar que realizar este tipo de prácticas es de gente idiota o por el simple hecho de hacer tarmpa ya les caen mal. Yo opino todo lo contrario, si realmente se hace bien, la persona que lo hace es más inteligente que todos los demás juntos y encima se esta beneficiando de ello.

Mi recomendación es que no sea tan sumamente insensato, si realizas esta práctica hazla para uso propio, no hables de ella por Internet y menos que menos, tengas mal configurado tu script para que de un error y nos muestre donde esta localizado ;)