Regla N°1: No usarás un traductor online para algo formal

Seguro que me costaría encontrar a alguna persona que utiliza Internet a diario que no haya usado traductor online para lograr comprender algún texto en otro idioma, es obvio que no hay muchos idiomas que nosotros no sabemos y usar el diccionario palabra por palabra a la antigua no es una buena opción cuando tenemos traductor como BabelFish.

La tecnología avanza, Internet avanza, pero hay que ser lo suficientemente consciente y entender que estas traducciones no son perfectas. Esto no parece estar tan claro para un grupo de periodistas israelíes que enviaron una carta traducida del hebreo al holandés al Ministerio de Asuntos Exteriores de Holanda.

La carta era extraña y ponía algo como: “La madre que visitas en Israel es de placer o la cama que tienen en mente es el conflicto entre Israel Palestino”, como pueden ver no tiene ningún sentido pero un diplomado dudo que le haga mucha gracia recibir algo así.

babelfish

El problema es que Babelfish confundía la palabra “si” en hebreo (ha’im) por la palabra madre (ha’ima) entre otras cosas, es muy fácil darse cuenta que estos traductores no funcionan, sólo tienes que crear un texto y traducirlo al francés por ejemplo, y posteriormente volverlo a traducir al mismo idioma, verás los fallos que hay.

Todo esto acabó con enfado de los holandeses que al parecer están barajando la posibilidad de no recibir la visita israelí. Que cosas pasan…