Reparar el ordenador es fácil, y que te estafen también

Si hay algo que hay que tener claro es que nadie regala nada y que lo único que le importa a las empresas es ganar dinero, estamos de acuerdo? Qué pasa cuando una persona estándar sin conocimientos de ordenadores se le ha estropeado y necesita reparar el ordenador?

Tiene dos opciones:

1) Respuesta no válida debido a circunstancias morales: llamar al primo del hermano de tu cuñado que es el informático tonto de turno para que le repare su ordenador gratis o bajo un pequeño incentivo moral (más que nada para que no te mate post-arreglo)

2) Respuesta válida: llamar al servicio técnico si se encuentra en garantía o llevar a reparar su ordenador a una tienda típica de barrio para que verifiquen cual es el problema.

¿Qué pasa?
tecnico informatico
Un periódico canadiense hizo un estudio en el cual sacó varias conclusiones:

Uno de cada tres técnicos no saben reparar el ordenador, entonces qué método van a utilizar? el método astuto. Básicamente este 66% de los técnicos, al recibir una avería automáticamente sin revisar el problema te intenta meter en la cabeza que te prepares para un nuevo desembolso de tu bolsillo, sea o no necesario es lo de menos, porque al parecer lo que el jefe quiere al contratar a técnicos es que lleven a cabo este tipo de “estafas”.

No solo eso, sino que el investigar tu disco duro es una práctica habitual y muchas veces hasta realizar “copias de seguridad” con el simple fin de encontrar fotos de tu hermana (por ejemplo).

Conclusión:

Que los técnicos no son tontos no es nada nuevo, que vale, que a pesar de que haya gente honesta la mayoría de los técnicos te van a intentar estafar de una forma u otra, sin importar de que provengan de un soporte técnico empresarial o de la típica tienda de barrio, tienes que estar preparado para ello.

Solución:

Si no tienes idea, págale (intenta no sr pesetero) y convence al primo del hermano de tu cuñado que vaya, te mire el ordenador y te lo arregle, eso si no quieres caer bajo las redes del informático porque quieras o no, eres un pez.

Esto ya es casi peor que los comerciales de Tele2.